EE.UU. quiere frenar el aumento de las ventas de petróleo iraní.

Estados Unidos «no está bien» con la tendencia al alza de las exportaciones de petróleo de Irán en los últimos meses y seguirá «haciendo más» para disuadir y presionar a los países que toman más petróleo de Irán, dijo el enviado especial para Irán del Departamento de Estado de Estados Unidos, Rob Malley.

 

 

 

 

 

En declaraciones a Bloomberg TV, Malley dijo que las sanciones extraterritoriales de Estados Unidos que han estado en vigor sobre Irán y sus ventas de petróleo desde que el expresidente estadounidense Donald Trump sacó a Washington del acuerdo nuclear con Irán en 2018 siguen muy vigentes y no se han «aflojado ni disminuido».

Reconoció el aumento de las ventas de petróleo de Irán desde finales del año pasado, diciendo que Washington está monitoreando la situación de cerca, y tomando medidas para frenar el aumento de los flujos – en particular cuando se trata de China. Este país ha sido el mayor destino del crudo iraní con cierta diferencia desde la entrada en vigor de las sanciones.

«Seguimos intentando… tomar las medidas necesarias para detener la exportación de petróleo iraní y disuadir a los países de comprarlo», declaró Malley. Pero cuando «se centra en China, es cierto. Ha sido el principal destino de las exportaciones ilícitas de Irán».

La empresa de análisis de petróleo Vortexa fija las exportaciones totales de crudo y condensado de Irán en 1,28 millones de b/d para el cuarto trimestre de 2022, un 56% más que los 818.200 b/d del tercer trimestre, y un 51% más que los 844.700 b/d del cuarto trimestre de 2021.

El seguimiento de Argus sitúa las exportaciones de crudo y condensado de Irán en 1,11 millones de b/d de media en el cuarto trimestre, un 43% más que los 776.000 b/d del tercer trimestre, y un 58% más que los 704.500 b/d del trimestre correspondiente de 2021.

El aumento de los envíos iraníes coincidió con un repunte de la demanda china de petróleo, ya que el funcionamiento de las refinerías alcanzó un máximo de 18 meses en noviembre y se mantuvo elevado en diciembre. Las importaciones chinas desde Irán a través de Malasia alcanzaron un récord de 1,2 millones de barriles diarios en noviembre, ya que las refinerías independientes de la provincia de Shandong se apresuraron a agotar sus cuotas de importación para 2022, según datos de Argus.

Malley dijo que EE.UU. ha estado en contacto con las autoridades chinas sobre este asunto y que seguirá tomando medidas para sancionar a todas las personas y entidades que se descubra que están implicadas en la importación de petróleo iraní. «Las conversaciones que hemos mantenido con los chinos, que se remontan a varios meses atrás, se intensificarán», dijo.

En noviembre, el Departamento del Tesoro de EE.UU. puso en el punto de mira a 13 empresas registradas en China, Hong Kong, las Islas Marshall y los EAU por presunta facilitación del comercio de petróleo y contravención de las sanciones estadounidenses.

Malley admitió que las sanciones de EE.UU. a Irán han estado lejos de ser «perfectas» hasta ahora, pero afirmó que EE.UU. «hará todo lo que pueda» y «todo lo que esté en su mano para asegurarse de que nuestras sanciones se cumplen».

Noticia tomada de: Argus Media /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

 

 

 

 

Fuente: World Energy Trade https://www.worldenergytrade.com/oil-gas/general/ee-uu-quiere-frenar-el-aumento-de-las-ventas-de-petroleo-irani

 

 

En Sinergia Estratégica de Combustibles, no sólo VENDEMOS COMBUSTIBLE, VENDEMOS SERVICIO

Comparte éste artículo